La desaparición del TC-48 de la Fuerza Aérea Argentina ocurrió el 3 de noviembre de 1965. El avión Douglas C-54  matrícula TC-48, que llevaba cadetes egresados de la Escuela de Aviación Militar , había partido de la Base Aérea Horward en Panamá con rumbo al  Aeropuerto de San Salvador . Transcurridos 30 o 40 minutos después de despegar, el piloto informó un incendio en uno de los motores y avisó al control de San José de Costa Rica  que se dirigirán allí; nunca llegó, y el avión permanece desaparecido, siendo considerado el mayor misterio de la aviación argentina.El TC-48 despegó desde  I Brigada Aérea El Palomar  el 31 de Octubre de 1965  hacia la EAM , la tripulación estaba integrada por 9 miembros, a los que se sumaban 5 oficiales y 54 cadetes, totalizando así 68 ocupantes. El vuelo de instrucción lo llevaría hasta EEUU y sería acompañado por otro Douglas DC-4 , el T-43 que transportaba el resto de la promoción. Ambas aeronaves partieron al día siguiente, voló hasta laBase Aérea Cerro Moreno localizada en Chile  donde tras una escala técnica continuó el vuelo hacia la  Base Aérea Las Palmas , en  Lima (Perú). Allí pernoctaron e incorporaron dos cadetes de la  Escuela de Aviación de la Fuerza Aérea Peruana , los cuales fueron distribuidos en ambos aviones. El 2 de Noviembre  vuelan hacia Panamá con escala técnica en Guayaquil ; y al otro día, debían cumplir el trayecto entre la Base Aérea Horward ubicada en Panamá y perteneciente a los EEUU y el Aeropuerto de El Salvador , cubriendo una distancia de unos 1.150 km que le insumirían unas 3:45 h de vuelo. Tras la formación de cadetes y oficiales, se procedió al embarque. Así a las 05:43 despega el T-43 y a las 05:49 hace lo propio el TC-48. Ambas aeronaves seguirían la misma ruta, conocida como “Mike”, habiéndose fijado una altitud de crucero de 6.500 pies (2.145 m). Ambas aeronaves mantienen esporádicos contactos radiales. A las 06:27 el TC-48 reporta a la torre de Panamá  que se encuentra sobre la posición “Mike-5” sin novedad con altitud de 6500 y rumbo a San Salvador  Las condiciones meteorológicas para la primera parte de la ruta no eran las mejores. El pronóstico indicaba turbulencia severa, fuertes lluvias y visibilidad de muy limitada a cero.  A partir de este momento comienzan a surgir una gran cantidad de informes cruzados, donde no coinciden horarios, datos supuestamente aportados por los pilotos del TC-48 y muchos comentarios que nunca han podido ser verificados plenamente. Por un lado hay quienes indican que el radio-operador del TC-48 emitió a las 06:36 la siguiente comunicación: “…Tegucigalpa, Tegucigalpa, TC-48, fuego motor tr…tres, a…zaje inmediato…” Esta supuesta comunicación solo permite establecer que había fuego en el motor tres y que procedía al aterrizaje o amerizaje, ya que no se pudo determinar qué palabra se empleó. Si está chequeado que la situación le fue notificada al T-43. El TC-48 no recibió ninguna respuesta de Tegucigalpa ni de Horward  donde aparentemente intentó comunicarse para informar de su situación. Es entonces cuando aparece en escena uno de los testigos principales, el piloto Álvaro Protti  quien comandaba un Curtiss C-46 de LACSA  rumbo a Miami  el cual a las 06:44 estableció contacto con el TC-48.

La última comunicación se sucede a las 07:05 cuando el TC-48 informa que sobrevolaba Bocas del Toro , con rumbo hacia la pista de Puerto Limón donde ya se había declarado la emergencia y eran movilizados bomberos y ambulancias a la espera del avión. Un reporte que nunca ha sido reconocido oficialmente, indica que el T-43 recibió la última comunicación donde se informaba que estaba a 40 millas de la costa, con 500 m de altitud, imposibilitado de mantener la línea de vuelo y que se aprestaba a amerizar. Según otros dichos, también reportaron problemas eléctricos que dificultaban la lectura del radiocompás. Desde entonces no hubo más comunicaciones y allí comenzó el misterio del TC-48.

Fuente Wilkipedia

Leave a Reply

error: ¡¡El contenido está protegido!!