El 30 de mayo de 1982 despegó de Río Grande, a las 12:30 una fuerza conjunta aeronaval, compuesta por dos Super Étendard (3-A-202 y 3-A-205), con indicativo «Ala», comandados por el capitán de corbeta Alejandro Francisco —portaba el último Exocet AM-39 que poseían las fuerzas argentinas— y el teniente de navío Luis Collavino —en apoyo de radar— y bajo la Orden Fragmentaria 1268 con indicativo ZONDA despegaron cuatro A-4C Skyhawk armados con tres bombas retardadas por paracaídas (BRP) de doscientos cincuenta kilogramos cada una, comandados por los primeros tenientes, José Daniel Vázquez (C-301 )y Ernesto Ureta, Omar Jesús Castillo(C-310) y el alférez Gerardo Guillermo Isaac. También participaron dos KC-130H matrículas TC 69 y TC-70 con el fin de realizar los reabastecimientos previstos Los dos KC-130H despegaron de la BAM Río Gallegos a las 1125hs. Una vez disparado el Exocet —este habría impactado en la base de la torre de mando—, los cuatro A-4C —Ureta e Isaac a la derecha y Castillo y Vázquez a la izquierda—, se lanzaron convergiendo casi en línea, sobre la estela del misil, vieron fue una columna de humo, en el horizonte. El impacto del Exocet señalaba bien el blanco pero había puesto en funcionamiento todo el sistema defensivo del portaaviones y su escolta cercana, que ya comenzaban a adquirir en su mira electrónicas a nuestros aviones. Cerca del blanco, un misil —posiblemente un Sea Dart— impactó en el avión del Jefe de Escuadrilla 1er Teniente Vázquez, la aeronave se partió en dos y se estrelló en el mar. Cinco segundos antes del lanzamiento de bombas, la artillería del buque impactó en el numeral 2 1er Teniente Castillo, cuyo avión explotó. Según versiones, su motor cayó sobre la cubierta y resbaló hasta el hueco del ascensor de aviones, por donde entró e incendió su interior. Los dos aviones restantes también alcanzaron el objetivo, que ya se cubría de humo. Ambos lanzaron sus bombas sobre la cubierta. Con posterioridad al ataque, Ureta e Isaac se reabastecieron en vuelo y se dirigieron a la Base Aérea Militar Río Grande. La operación duró cuatro horas

El Primer Teniente Omar Jesús Castillo fue ascendido postmorten al grado de Capitán y fue condecorado con las siguientes medallas Cruz al Heroico Valor en Combate, al Muerto en Combate y a los Combatientes QEPD

El Primer Teniente José Daniel Vázquez fue ascendido postmorten al grado de Capitán y condecorado con las siguientes medallas Cruz al Heroico Valor en Combate,al Muerto en Combate y a los Combatientes QEPD

Agradecemos la colaboración de Gabriel Fioni Curador del Museo Nacional Malvinas

Fuente: Historia de la Fuerza Aérea Argentina Tomo VI Volumen II Su actuación en Malvinas

Leave a Reply

error: ¡¡El contenido está protegido!!